Hacer una tortilla francesa muy jugosa puede ser cuestión de no cuajarla en exceso, pero si quieres hacer esta receta para desayunar la clave está en el batido previo. Si buscamos hacer la tortilla más esponjosa del mundo mundial, el secreto está en batir muy bien los huevos hasta obtener casi una mousse.
Ingredientes
⦁ 3 Huevos
⦁ Sal y pimienta al gusto
⦁ Aceite de coco orgánico (unas gotas para la sartén)
⦁ 3 cucharadas de Aceite de coco sabor mantequilla
instrucciones

⦁ separar las yemas de las claras y batir estas últimas casi a punto de nieve
⦁ Por otro lado, salpimentamos las yemas y las batimos, incorporándolas a las claras batidas
⦁ Batimos en conjunto las claras y las yemas, ponemos unas gotas de aceite en una sartén y dejamos que se caliente bien
⦁ Ponemos nuestra “espuma de huevos batidos” en la sartén y dejamos que se cocinen, primero un minuto a fuego medio y después otros 5 minutos a fuego lento. importante: No mover la tortilla sino dejar que cuaje.
⦁ Si queremos darle un aspecto crujiente cuando veamos que se ha hecho la parte de abajo y podemos levantar la tortilla, metemos unas pequeñas porciones de mantequilla bajo nuestra tortilla y dejamos que se dore durante un par de minutos
⦁ Sacamos la tortilla del fuego pero la dejamos reposar en la sartén durante dos o tres minutos para que se termine de hacer con el calor remanente
⦁ Servimos la tortilla más esponjosa del mundo mundial doblándola sobre sí misma.
⦁ La tortilla más esponjosa del mundo es perfecta para el desayuno y la podemos servir acompañada de unas lonchas de jamón de pavo, o bien con unos champiñones salteados y por supuesto con un buen zumo de naranja recién exprimido.