Porque están libres de residuos tóxicos procedentes de químicos, pesticidas, fertilizantes o aditivos sintéticos. Protegen la salud del consumidor y del agricultor.

Porque no contienen trazas de anabólicos ni de hormonas STB (Hormona Transgénica de crecimiento bovino llamada Somato-Tropina Bovina o STB (hormona que se le inyecta a las vacas y las hace producir hasta el doble de la leche).

Contienen mayores proporciones de vitaminas, proteínas, antioxidantes, azúcares naturales y minerales que los productos convencionales.

Ya que los métodos utilizados en su producción son naturales y no alteran su calidad nutricional. Promueven el desarrollo del comercio justo: A través del apoyo a productores independientes que reciben un pago justo por sus productos sin la participación de intermediarios.

Porque no utilizan variedades transgénicas (que sí usan pesticidas), ni se permite la irradiación de semillas; en cambio, promueven el cultivo de variedades criollas, salvándolas de la extinción.

Al no utilizar productos peligrosos ni gran cantidad de nitrógeno, se elimina la contaminación de las fuentes de agua potable, cuidando este recurso para el futuro.

El suelo es el fundamento de la cadena alimentaria y la principal meta y preocupación de la agricultura orgánica. Estamos ante la mayor erosión y pérdida de suelo fértil debido a las prácticas agrícolas convencionales.

Los procedimientos que utiliza la agricultura tradicional insumen enormes cantidades de energía. La agricultura orgánica, tiene su base en la práctica del trabajo intensivo y manual.

: Porque los métodos de producción utilizados no generan problemas ecológicos. Una responsabilidad social compartida desde el productor, al consumidor.

¿HAY ALGO PEOR QUE COMENZAR A PELAR UN CHOCLO Y ENCONTRARSE CON UN GUSANO?

Si, lo hay !!
Si esto nos pasa puede ser un mal chiste , sobre todo cuando se trata de un consumidor principiante. Los Bichos, o los rastros de ellos en frutas y Hortalizas no son el fin del mundo, al contrario, son la prueba viviente de que lo que estamos a punto de comer es 100% puro, saludable y sin químicos. Tengamos en cuenta que si la polilla se alojo en una Manzana, si los Pulgones caminan con gusto por su brócoli y si las Chinitas corretean dentro de su lechuga, mas que cara de asco, debieran poner cara de felicidad, porque… Si, hay algo mas malo que un gusano o una chinita. No olvidemos que en los últimos años el nivel de químicos detectados en cualquier lechuga de su supermercado vecino sobrepasa con creces la norma permitida y esto si que es realmente malo para nuestro organismo. Basta con tomar el ejemplo de cualquier mercado orgánico de Europa, Estados Unidos, Canadá o Australia, donde en alimentación orgánica nos llevan una ventaja de al menos una década, para ver como las personas abren uno a uno los choclos y no para ver si los granos son grandes y están en perfecto estado, sino para buscar el gusano vivo caminando entre ellos. La prueba fidedigna de que lo que se están llevando a sus casas es justo lo que ellos quieren.
La principal característica de los productos orgánicos es que los ingredientes utilizados para su elaboración no han tenido contacto con químicos o procesos de ionización, ni son artificiales. Por este motivo los alimentos orgánicos son más saludables, ya que en su mayoría ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, mejorar la calidad del sueño, reducir las posibilidades de desarrollar enfermedades y algo también importante es que promueven la pérdida de peso. Pero si aún estas generalidades no son suficientes, te contamos algunas razones por las cuales deberías consumir productos orgánicos.